Evolución de una hernia discal

Introducción
La hernia discal como causa de lumbociatica en jóvenes es una patología habitual. Si la clínica es incapacitante o asocia déficit neurológico se plantea como opción la cirugía. Menos frecuente es la resolución del cuadro clínico florido en pocas semanas con normalización de las imágenes radiológicas. Presentamos el caso de una paciente joven con lumbociatica sintomática, asociada a una hernia discal de gran tamaño, donde un enfoque conservador, consigue evolución favorable tanto clínica como radiológica.
Observación clínica
Mujer, 33 años con antecedentes de lumbalgias de repetición y consumo de sustancias adictivas, que debuta con una lumbociatica derecha EVA 9, Lasegue + a 40º, ausencia de reflejo rotuliano derecho e hipoestesia en cara lateral de pierna por debajo de la rodilla. La RMN muestra hernia discal L3-L4 con material migrado caudalmente ocasionando una estenosis del saco tecal. El EMG refleja afectación moderada neurógena crónica en el territorio L3-L4 derecho. Dada la intensidad del dolor y a pesar del antecedente de abuso de estupefacientes, se decide iniciar tratamiento controlado con oxicodona/naloxona, pregabalina, lidocaína tópica y rehabilitación (electroanalgesia, termoterapia profunda y cinesiterapia activa). A la vez se plantea como opción de tratamiento la cirugía. Tras completar varias semanas de tratamiento la evolución fue muy favorable con normalización clínica y radiológica.
Conclusiones
La hernia discal es causa frecuente de patología lumbar con irritación radicular siendo el tratamiento conservador de elección como primera alternativa. Son muchos los casos que se resuelven con un enfoque médico-rehabilitador y pocos los que finalmente requieren cirugía.

Autores de la comunicación

Juan Ignacio Reoyo Díez
Jefe Clínico. Servicio Medicina Física y Rehabilitación.

María Begoña Zaldibar Barinaga
Médico Adjunto Servicio de Rehabilitación.

Póster